Karlovy Vary Columnata.jpg

¿Qué ver en Chequia?

La ciudad más conocida y visitada de la República Checa es sin lugar a duda, Praga.

Pero en Chequia podemos encontrar varias ciudades muy bellas y llenas de historia que merecen la pena que las visites. incluso algunas están inscritas en la lista de la UNESCO.

Por su cercanía a Praga te recomendamos algunas de ellas.

Terezín - Campo de Concentración

Las Fortalezas de Terezín se construyeron entre los aňos 1780 - 1790 por José II.

El nombre lo lleva en honor a su madre, la Emperatriz  del Imperio Austro-Húngaro, María Teresa.

Se construyeron 2 fortalezas: La grande era un Cuartel Militar mientras que la fortaleza pequeňa era una cárcel. Durante la Segunda Guerra Mundial, la fortaleza grande se convirtió en el Campo de Concentración llamado Ghetto Judío y la pequeňa se utilizó como Cárcel de 

la Gestapo, llevando a todos los que se consideraban un peligro para los nazis.

Más de 140,000 judíos pasaron por el Campo de Concentración. Aproximadamente 35,000 murieron en Terezin a causa de enfermedades y maltratos. Otros 88,000 enviaron a los campos de exterminio.

El Campo de Concentración fue visitado en el año 1944 por la Cruz Roja Internacional. Para esta visita, los nazis crearon toda una farsa, un teatro, para convencer a los inspectores de que se trataba de un Ghetto Judíio ideal, administrado por ellos mismos y donde no se torturaba ni maltrataba a nadie.

Terezín fue liberado el 8 de mayo de 1945 por el Ejército Rojo.

Si deseas que un guía te explique en espaňol los horrores de este lugar, te recomendamos la Excursión a Terezín.

Karlovy Vary

Karlovy Vary es mundialmente famosa por sus fuentes termales, por su arquitectura,  su Festival de Cine Internacional, por la fábrica de Cristal Moser y por su conocido licor checo, Becherovka.

Fundada por Carlos IV en 1350. En 1370 le dió los mismos derechos de Ciudad Real, ordenando a sus ciudadanos el cuidar de las aguas termales, lo que demuestra la importancia que tenían para él las aguas de la región.

Cuenta la leyenda que un día salió Carlos IV de cacería por esos lares. Un perro se escapó del grupo persiguiendo a un venado y cayó en un charco de agua caliente. Los gritos de dolor llamaron la atención de los cazadores, sacaron al perro y comunicaron a Carlos IV de lo ocurrido.

El Rey quedó admirado con las aguas del lugar. Llamó a sus doctores y después de analizarlas llegaron a la conclusión de que se trataba de aguas curativas. Carlos IV dió la orden de poblar toda esa zona. Así nació karlovy Vary.

En 1522 el doctor Vaclav Payer publicó un libro donde se describen las cualidades curativas de las aguas termales de Karlovy Vary y se receta un método de curación. De ahí para adelante se fueron modernizando los métodos de curación, convirtiéndose en un famoso destino turístico, especialmente para personajes ilustres que buscaban tratamientos termales.

Si deseas que un guía te  muestre y explique en espaňol la historia de este lugar, te recomendamos la Excursión a Karlovy Vary.

Kutná Hora

Conoce la Capilla de los huesos (el Osario), la Catedral de Santa Bárbara y mucho más.

Una gran parte de la ciudad fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1995.

El origen de la ciudad está relacionado con las minas de plata de esta región que llegaron a cubrir la tercera parte de la demanda de Europa, contando con minas de hasta 500 metros de profundidad.

La explotación de las minas data al menos del siglo X, pués se han hallado dinares de plata de la época.

Durante el siglo XIII, creció la importancia de esta ciudad llegando a competir con Praga, tanto en el poder económico como cultural y político hasta el siglo XVI.

Posteriormente una serie de acontecimientos iniciaron el declive de la ciudad. El levantamiento de Bohemia contra los Habsburgo, hizo que la ciudad perdiera sus privilegios.

Finalmente la Guerra de los Treinta Aňos y las epidemias de peste, hicieron que Kutná Hora perdiese la gran importancia que había tenido en el pasado.

En 1950 fue Sedlec (donde se encuentra el Osario) anexado a Kutná Hora.

Si deseas que un guía te explique en espaňol la historia de este lugar, te recomendamos la Excursión a Kutná Hora.

Český Krumlov

Una ciudad como de los cuentos de hadas donde al pasear por ella, tendrás la sensación de haber regresado en el tiempo.

Es considerada la joya del sur de Bohemia. Una ciudad rica en su naturaleza e historia. 

El centro histórico de la ciudad está rodeado por el meandro del Moldava. A partir de 1963 fue declarado Patrimonio Cultural y desde 1992 declarado Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

La ciudad se caracteriza por su arquitectura medieval. El Castillo de Český Krumlov es el más extenso de la República Checa, después del Castillo de Praga.

En la literatura aparece por primera vez en el aňo 1253, como sede de la familia Vítek. Posteriormente pasó a ser sede de la familia Rožmberk, familia muy rica e influyente de Bohemia, conocida por su escudo, la Rosa roja de 5 pétalos.

Luego pasó a manos de los Eggenberg y por último a los Schwarzenberg. Podemos decir que estas 3 familias fueron las que marcaron la historia de Český Krumlov.

En la ciudad podrás apreciar edificios con arquitectura gótica, renacentista y barroca. Entre ellos, el Castillo, el teatro barroco (está dentro del castillo), la Columna a la Peste y otros monumentos.

Si deseas que un guía te explique en espaňol la historia de este lugar, te recomendamos la Excursión a Český Krumlov.

Dresde (Alemania)

Por su belleza es llamada también la "Florencia del Elba".

Es la Capital del estado federado de Sajonia. Su población supera las 525,000 personas.

El Valle del Elba en Dresde, fue patrimonio de la Humanidad (UNESCO) entre los años 2004 y 2009, pero perdió su lugar en dicha lista, por construir un puente de 2 kilómetros en el centro histórico.

Es una de las ciudades más bellas de Alemania.

Dresde es mencionada por primera vez en el año 1206. Pero no es sino hasta el siglo XVI cuando experimenta un gran auge convirtiéndose en un centro político y cultural de gran importancia. Todo gracias a la rebelión de la Casa de Wettin por obtener la dignidad Electoral.

Lamentablemente la ciudad fue bombardeada, por la fuerza aérea británica y americana, a finales de la II Guerra Mundial en febrero de 1945, tan sólo a 12 semanas antes de la capitulación de Alemania. El centro histórico de la ciudad se redujo a escombros.

Hasta la fecha el ataque aéreo a Dresde sigue siendo uno de los capítulos más polémicos de la II Guerra Mundial.

Luego de los acontecimientos de 1989, que condujeron a la caída del bloque socialista y a la posterior unificación de Alemania, la iglesia de Nuestra Seňora (Frauenkirche) se convirtió en el símbolo de la reconciliación.

Si deseas que un guía te explique en espaňol la historia de este lugar, te recomendamos la Excursión a Dresde.

Todos los derechos reservados

Viaja a Praga

  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube

Praga | República Checa